EL ALUMNO CON AUTISMO O ASPERGER EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA

articulo extraido del blog autismo diario

El proceso educativo para chicas y chicos con autismo o asperger siempre es complejo, no tanto por las peculiaridades del alumno, sino por la rigidez e inflexibilidad del sistema educativo. Afirmación que no deja de ser paradójica, ya que se supone que la rigidez y la inflexibilidad están presentes en el Síndrome de Asperger y el autismo, pero esto también sucede en el sistema educativo, ironías de la vida.

El alumno con asperger o autismo presenta ciertas particularidades que pueden ser resueltas con una buena actitud por parte del personal docente, son adaptaciones metodológicas que permitirán que el alumno con asperger o autismo pueda superar la etapa de la educación secundaria con éxito. Una fase compleja para todos los alumnos, ya que coincide con la adolescencia. Pero si para la mayoría este momento es complejo, para los alumnos con asperger o autismo lo es aun más.

Llevar a cabo cambios en la metodología de la enseñanza no es tan complejo, ni requiere de grandes presupuestos o de grandes medios. Pero sí requiere de algo fundamental, y es el deseo y la actitud adecuada por parte del equipo docente y la dirección del centro.

El paso a secundaria en muchos casos implica también el cambio de centro, de rutinas, de hábitos, y por supuesto el factor edad/hormonal también afectará de sobremanera. Sin embargo proveer de estrategias a los docentes ayudará a resolver una gran cantidad de los problemas que se pueda encontrar el alumno. Un aspecto a tener en cuenta es que los centros de educación secundaria que implementan estas adaptaciones metodológicas consiguen que no solo el alumno con asperger o autismo consiga acabar de forma adecuada la secundaria, es que el resto de los alumnos también se benefician de estos cambios, incluso se eleva la nota media.

Muchas veces se diferencia entre autismo y asperger, aunque cuando tenemos alumnos con autismo de alto funcionamiento y que tienen un nivel curricular acorde a sus compañeros, realmente las metodologías y estrategias no van a variar mucho de las usadas en asperger. Realmente en la adolescencia tanto el alumno con asperger como el alumno con autismo de alto funcionamiento suelen tener -además de acné- los problemas normales de la adolescencia, sumados a las dificultades del trastorno.

Aquí les dejamos algunas guías y publicaciones de interés que pueden ser de utilidad a docentes que tienen el deseo de cumplir con el mandato educativo de dar a TODOS sus alumnos conocimientos académicos y sociales suficientes y de calidad. Esperamos les sean útiles.

  1. Transición de educación primaria a secundaria para alumnos con Trastornos del Espectro del Autismo
  2. Inclusión educativa en educación secundaria para alumnos con discapacidad intelectual o del desarrollo
  3. El alumno con síndrome de asperger en la educación secundaria obligatoria. Breve guía para la orientación educativa
  4. Guía de actuaciones educativas en el ámbito de la comunicación y el lenguaje
  5. Síndrome de Asperger: Una guía para los profesionales de la educación
  6. El Síndrome de Asperger. Estrategias prácticas para el aula. Guía para el profesorado
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s